Además:
     

Letusa S.A.

Usuarios

Tenemos 32 invitados conectado(s)

Estadísticas

OS : Linux g
PHP : 5.3.3-7+squeeze14
MySQL : 5.1.66-0+squeeze1
Tiempo : 10:41
Caching : Activado
GZIP : Activado
Miembros : 50389
Contenido : 343
Enlaces : 4
Ver contenido por hits : 2763916

Hoy es:

Ulti Clocks content

Solo faltan:

Para el Guitar-Day-2011

Calendario de eventos

Abril 2014
D L M X J V S
30 31 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 1 2 3

Ultimos eventos

Sin eventos

Visitantes

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy607
mod_vvisit_counterAyer1989
mod_vvisit_counterEsta semana6227
mod_vvisit_counterEste mes31547
mod_vvisit_counterTotal3420055
Desde el 14/09/2008 a las 8:00h
Inicio Contenidos El disco de la semana Cosmosquad - Acid Test (2.007)
Cosmosquad - Acid Test (2.007) PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 14
MaloBueno 
Escrito por kietrece   
Martes, 09 de Diciembre de 2008 21:39

Bastante complicado resulta ya de por sí tratar de comentar a una banda como ésta, para además atrevernos esta semana con este discazo de Cosmosquad, Acid Test.  Se trata del tercer álbum  de este trío de virtuosos de la música. Y es que en los tiempos que corren, cuando uno se atreve a hablar de fusiones de géneros, de supermúsicos, de superbandas, todo parece ya muy trillado, sobre todo desde que algunas de las nuevas formaciones, más que apoyadas de grandes campañas publicitarias, suenan en cada emisora de radio del planeta.
Cosmosquad rebosa sofisticación, más su música te adentra en un mundo en el que de pronto parece que estás en otra época, y no es fácil ser suficientemente heterogéneo para que no te tilden de iluso por pretender hacer algo que te queda demasiado grande.
Y es que, de entrada, con su primer tema, Numena, nos quedamos absortos en la escucha de un desarrollo portentoso de guitarras, baterías, contratiempos, todo ello muy medido. Grandes músicos de nivel, con un concepto tan rebuscado como el título de sus canciones. En este primer tema parece de hecho que estuviéramos escuchando el álbum de algún guitarrista famoso, pero pronto entendemos que la historia va por otros derroteros.

El album enlaza directamente con la segunda canción.  The Spy Who Are her, es de nuevo esa melodía pegadiza, casi comercial, que se tercia austera, hasta que de repente aderezan el ritmo con la polifacética guitarra en distorsión, nada alterada ni sincopada, sencillamente tranquilos. Y es que no hay nada mejor que asistir a una demostración plena de recursos si abusar de piru-pirus, (tan de moda), y en lugar de eso buscar la esencia de la paranoya, rizar el rizo hasta lo insondable, todo ello sin voces. Cuando la guitarra entra punteando cual mosquito en la selva negra, de pronto nos enseña sus afiladas maneras, aunque pronto se contiene y nos vuelve a mostrar que con clase y elegancia se suena mejor. El cambio del tema allá por el minuto tres, hace que de pronto detectes que en pleno S. XXI, ésos que se afanan en proclamar que el Nu metal ha muerto ( habría que tener claro a qué se refieren con Nu Metal),  se equivocan, porque para mí esto es hacer metal moderno . Sin cortes publicitarios, ni aspavientos, sencillamente directo al corazón, pero suave  y sin titubeos. Cuando al final del tema la batería amortigua el doble bombo ya hemos perdido la cuenta de los cambios que se han sucedido en el tema, de pronto retornan a la melodía principal, el ritmo roto, suenan grandes, y saben terminar sorprendiendo.
Cuando entra el tercer tema, Lubitorium, ya nos esperamos cualquier cosa. En su lugar prefieren entrar con un riff rockero, para romper el tiempo y apoyarse en un golpe suave, una frase corta, digna del mejor jazz , y a partir de ahí parece que estuviéramos en una blues session, o una de esas jam sessions de nuestro siglo. Son de estos momentos que te encantaría asistirlos en vivo. Una banda consintiendo dar atisbos de soberbios, pero sin terminar por ser incongruentes o pesados. Nuevamente saben definir el rumbo hacia lo sencillo. Este Lubitorium, cargado de tintes snobs ,se nos hace una amalgama de sensaciones diversas. Cuando entran con tiempos más tenues, la batería y el bajo deslumbran , parecen estar en todo. La clase y elegancia vuelve a hacer acto de presencia. ¡Qué grande es la música!     

Y  es que quizás de todos los álbumes que he comentado hasta el momento , éste contiene lo que más desea un guitarrista: técnica, virtuosismo, elegancia, modelos de composición ; no solo en las seis cuerdas. El bajista nos demuestra que su sonido es muy nítido. Quizás esa es una de las claves de Cosmosquad, la nitidez de su sonido, universal. Estos tres primeros temas escasamente bajan de los seis minutos cada uno, nos encontramos con medios suficientes para derrocar al rey del rock, y deshacernos en elogios suficientes para que escuches este disco siete veces seguidas, hasta que sepas de qué te hablo.
Logicamente la sátira de la vida también está presente en su música.  Con Bedbucket entramos en un circo visual , como si fuera una onomatopeya  de la grandiosidad que entraña la fusión de diferentes géneros en un álbum instrumental. Los wah y los teclados no hacen sino acrecentar nuestra sensación. Los medios tonos, las subidas de nivel, el caos bajo control en este caso se convierte en sumisión a sus fantasías. No tardan en llegar las distorsiones,  el tema se complica levemente, pero deja claridad suficiente para penetrar en lo rara vez explorado. Lo evidente se aparta a un lado, la virtud de un guitarrista no es el centro de atención. El bajo nos presiona un poco más, y el batería ni se inmuta. Las raíces de la música árabe, del floklore, del jazz, del rock, del blues, y del metal están en todos lados, pero sin que sepamos a qué diantres juegan exactamente. Para terminar el tema, un poco más de sofisticación, con un par de paradas de esas que tan en consideración estimo en las grandes bandas de todos los tiempos, para retornar a la melodía del circo visual, y el juglar que se divierte.
Con Goathead entramos en plena diversión, si te gustan Tool, te invitamos a que le eches una escucha a este tema, de pronto el pie no se queda quieto un momento. El riff de la guitarra es tan colosal... de estos que no sabes cuándo termina, y vuelve a empezar. Unas percusiones un poco distintas, esas raíces árabes de nuevo, adornadas con el mejor rock progresivo, y unas distorsiones que nos emulan para maquillar nuestra sensación y de pronto tornarse en acordes en limpios, alargando el riff, que se retuerce. Muteando cuerdas, el bajo hipnótico, cuál prestidigitador en su baile con la cobra obnubilada.  Y ya si metemos un wah, rizamos un poco más el ritmo de la batería, mezclamos la base rítmica con nuevos brotes de metal a medios tiempos, nos acelera  el pulso sin poner demasiado ímpetu, el justo para que nos vuelva a sorprender el retorno al riff principal, pero superpuesta la batería, con el bombo que retumba hasta el final.
Y ya el título del siguiente tema, Hindenberg, nos da una idea de a qué suenan aquí de entrada. Los Zeppelin nos vienen a la mente, aunque parece una simple risotada, y pronto se contonean de nuevo para  buscar la epopeya lírica sin lírica, la canción universal sin universo, el tesón de unos músicos sin dificultades. Los riffs se suceden  para no mediatizar demasiado el concepto de su música, aunque ya tienen marcado un singular estilo que ha terminado de captar tu atención. Y si volvemos a una puesta a cero, con el sonido de una caja, un tanto hueca adrede, la simbiosis parece de un talante tal que nos queda la duda de que solo tres individuos sean capaces de tantas vicisitudes musicales. Sonando clásicos se terminan de ganar el respeto que nos faltaba. Escuchando este disco llega un momento en que comprendes que para ser un verdadero músico hay que saber tantas cosas, y que muchas de ellas se aprenden prestando atención, simplemente sabiendo escuchar, y teniendo especial apetito por la paciencia, esa a menudo denostada compañera del éxito.
Con The Long Walk Goodbye se marcan una balada en toda regla. No parece nada fácil comentar un disco enteramente instrumental, pero cuando te pones a escuchar te das cuenta de que las voces están presentes, aunque de forma distinta. En esta ocasión la guitarra susurra a nuestro oído, imparable orgasmo de sentimientos, y de feeling estratosférico.
El mejor funk está de moda en la entrada de Swink, es como un guiño al swing moderno. Resulta tan gratificante acuñar un vocablo e incorporarlo por entero a tu música. La sofisticación de qué parte está, ¿ de lo simple o de lo complicado?  un solo de guitarra ferozmente atacado por un bajista que emula cada pulsación del solista termina por acrecentar nuestro nivel de admiración a esta banda de portentos.
Grossalicius es otra falta de respeto , mofarse es muy sano, y el buen humor no tiene nada que ver con hacer música, aunque en esta ocasión se vuelva ténebre. Pura esencia del Rock Nostradamus, de la épica  por la grandeza de una banda músicos que se estilan como estandartes de una fusión de géneros que no te dejarán indiferente. No hace falta que te recuerde que escuchar un poco de música nunca hace daño, pero sobre todo ¡¡¡cuida el volumen !!! Con este disco te sucederá . De pronto perderás la noción del tiempo, y cuando parece que acaba de empezar ya estarás pensando lo pronto que ha llegado el final, inexplicablemente.

 You need to a flashplayer enabled browser to view this YouTube video

 

 

 


 

Última actualización el Miércoles, 10 de Diciembre de 2008 20:57
 

Las 10 últimas Ventas publicadas en Guitarramania.com

Saludos

Hola amigo, si estás leyendo este texto es porque ya estás viendo el nuevo entorno del portal de Guitarramania.com.
Debes saber que tienes disponibles los accesos directos a los foros y al nuevo Portal de Compra-Venta pinchando en los siguientes enlaces:

Aviso Rifas

Hola amigos, seguimos esperando terminar la rifa a de una Suhr Custom a beneficio de Juanma, el niño enfermo. Te ruego colabores en ella, ya que todos los ingresos íntegros irán a parar a ayudare. Te recordamos que el método más sencillo para confirmar consiste en entrar en la página de las rifas y ordenar los números por la opción: Solo mis números con ese sistema tenéis asegurado el ver los que tenéis, y no será necesario navegar por toda la lista de números.

Navegación noticias

Os indicamos que la navegación por las noticas RSS que alimentan este portal nos llegan desde Youtube, Gibson y Fender. Para poder consultar su contenido on line, basta con pasar el cursor sobre la noticia y el video para que una ventana emergente os muestre los detalles. Si queréis ver el video o la noticia al completo, basta con pinchar en su enlace y se abrirá una nueva ventana en vuestro navegador, con lo cual conservaréis siempre la página de este Portal abierta.
RocketTheme Joomla Templates