Motor Doctor

www.Motordoctor.Es

Usuarios

Tenemos 130 invitados conectado(s)

Estadísticas

OS : Linux g
PHP : 5.3.3-7+squeeze14
MySQL : 5.1.66-0+squeeze1
Tiempo : 18:29
Caching : Activado
GZIP : Activado
Miembros : 50389
Contenido : 343
Enlaces : 4
Ver contenido por hits : 4909523

Recambios Coches

En este sitio WEB

Temas relacionados

Hoy es:

Ulti Clocks content

Solo faltan:

Para el Guitar-Day-2011

Calendario de eventos

Diciembre 2019
D L M X J V S
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31 1 2 3 4

Ultimos eventos

Sin eventos

Visitantes

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy2371
mod_vvisit_counterAyer3366
mod_vvisit_counterEsta semana14089
mod_vvisit_counterEste mes44107
mod_vvisit_counterTotal2072248
Desde el 14/09/2008 a las 8:00h
Digital / Analógico: ¿ De que hablamos ? (2 entrega) PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 12
MaloBueno 
Escrito por Helio.   
Jueves, 13 de Marzo de 2008 11:03

Hola amigos, vamos a seguir hablando del tema. Básicamente ya hemos visto como se digitaliza una grabación analógica, y también sabemos que esa grabación ya digitalizada debe de ser de nuevo pasada a un formato analógico para poder ser reproducida. Bien, pues eso es exactamente lo que ocurre en un multi-efectos digital del estilo: Korg, Boss GT (4,6,8 etc..) o incluso de racks como los de TC-Electronics que son ya muy famosos: G-Major, G-Force, etc...

Para estos procesos de conversión se usan lo que se vienen a llamar conversores Analógico/Digitales o Digitales/Analógicos, abreviaremos ambos llamándolos AD y DA. Dentro de ese campo, y dentro de los procesos digitales es donde se juega la partida de la calidad, de la calidez, y de la fidelidad en los efectos.

En la fotografía tenemos el Holiest Grail (Santísimo Grial) sucesor del Holy Grail (Santo Grial) de la casa Electro Harmonix. Estos famosos pedales son efectos digitales muy logrados cuya fama ha traspasado todas las fronteras y son un referente en cuanto a efectos de reverb se refiere.

Siguiendo ya con el tema, si tenemos un sistema de conversión AD de 16 bits, sabemos que nuestra señal va a ser muestreada entre 65536 posibles valores, y da la casualidad, que la cantidad de valores que podemos tener en un sistema analógico no es cuantificable, porque puede ser prácticamente infinita. Así que el conversor AD tendrá que optar por el valor más cercano a uno de los suyos. Si por ejemplo tenemos un valor de 1003 y nuestro sistema digital capta valores de 5 en 5 (es un mero ejemplo) un 1003 será convertido en 1005 y un 1002 será convertido en un 1000. En realidad, sería como una operación de redondeo, en la que opta por toma el valor fijo más cercano. No obstante, queda claro que si usamos un conversor AD de 24 bits tenemos 16 millones de posibles valores fijos, con lo cual, es evidente que la conversión será una reproducción mucho más fiel del original que si usamos solo 16 bits.

Por eso la mayoría de mesas de grabación digital, y tarjetas de sonido, ya funcionan a 24 bits, al igual que la mayoría de los efectos nuevos que se venden hoy en día. Aún así, es evidente que al haber cierta deformación en el momento de convertir esa señal, asumimos un coste en términos de fidelidad.

Posteriormente y ya digitalizada, la señal es procesada en función del o de los efectos que estemos usando: Delay, Reverb, Compresor, Chorus, Flanger, etc... Esos procesos digitales son relativamente sencillos hoy (antes no lo eran), porque todo está ya más que inventado, pero cada casa en función del precio del efecto que nos vende pondrá materiales de mejor o peor calidad. No vayamos a creer que todos los conversores AD de 24 bits son iguales, por desgracia no es así. Nos podemos encontrar racks de efectos de alta calidad que aún funcionan a 16 bits y que convierten más fielmente la señal que otros que, supuestamente, funcionan a 24 bits. Aquí pasa lo de siempre: No por tener unas especificaciones más elevadas, tenemos asegurada la calidad. Normalmente y por desgracia, una vez más, la calidad va directamente ligada a la marca y al precio del producto.

Los usuarios de secuenciadores como Cubase (por citar uno de los más conocidos) saben que disponen de esos efectos digitales en formato plugin integrados ya en el secuenciador. Además disponen de ecualizadores, e infinidad de herramientas de proceso que son complejos programas informáticos destinados a procesar las señales digitales. En un pedal digital, ese programa está metido a piñon fijo en un chip soldado a una placa de circuito impreso, y el procesamiento viene a ser más o menos el mismo.

¿Donde está el secreto de la calidad?

Esa pregunta tiene una respuesta compleja. Hay programas informáticos malos, otros menos malos, otros buenos, y otros muy buenos que tienen un alto coste de I+D. Al fin y al cabo, aún siendo chips, están programados de una forma o de otra, y por eso mismo, hay pedaleras que cuestan 100€ y otras 500€, del mismo modo que hay racks de efectos que cuestan 600€, mientras otros hermanos suyos cuestan más del doble (seguimos en el campo del procesamiento de una señal digital). Por ejemplo:

¿Porque un G-Major tiene prácticamente los mismos efectos que un G-Force y cuesta mucho más barato?

Pues porque de entrada, es muy probable que sus procesos digitales sean los mismos, pero sus conversores AD y DA no son para nada los mismos. Un G-Major suena muy bien, pero si lo usamos con un amplificador valvulero de calidad nos daremos cuenta que plastifica la señal y le resta calidez, mientras que un G-Force respeta al 100% la señal original sin colorearla. Aunque no ocurra en todos los casos, por ejemplo en el caso de TC-Electronics, está claro que por algo el G-Force es más caro, aunque si no tenemos un amplificador de alta calidad capaz de mostrarnos la diferencia, no hay que calentarse la cabeza con eso, y ya puestos, es mejor optar por lo más barato. Si tenemos un buen equipo, se justifica sobradamente la diferencia y conviene poner el mejor que suele siempre ser el más caro.

 

¿Porque suele ser más caro un efecto analógico que uno digital?

Pues porque sencillamente para hacer un delay digital, basta con un conversor A/D un chip de proceso de delay que debe de costar muy poco y luego otro conversor D/A, de ahí al Jack de salida y asunto resuelto. Si eso lo hacemos de forma analógica queriendo emular los ecos de cinta de los años 60, tenemos que crear mediante transistores de alta calidad un circuito complejo para crear los retardos, y demás gaitas harto complicadas. Digamos que tendremos que usar una circuitería clásica transistorizada de muy alta calidad para que resulte respetuosa con el tono original del instrumento, tenemos que inventar una simulación de lo que era una cinta sin fin, o una placa giratoria magnetizada como la de los ecos Binson de la época y eso no es nada sencillo. Si analizamos el conjunto, las diferencias entre un sistema digital de delay y uno analógico son abismales a la hora de diseñar el circuito y de poner los componentes. Todo lo analógico bien hecho, es muy superior en calidad tímbrica, tiene que tener materiales mucho más caros, circuitos más complejos, etc.. el resultado es evidente: Ahorrarnos la conversión A/D-D/A, y por consiguiente, el sonido resultante será mucho más fiel que el de un delay digital.

No obstante, debo aclarar, que este razonamiento mío, es una mera generalización. Es posible encontrar un Delay digital de calidad similar a uno analógico, pero en ese caso, el precio puede llegar a ser hasta superior, porque tendremos unos conversores AD-DA de alta gama, un chip de delay de alta gama, y al final de la carrera, el precio será igual o superior al de un delay analógico.

Por ejemplo, las famosas reverb de Electro-Harmonix son extraordinarias y son digitales: El Holiest Grail (Santísimo Gríal cuya foto he puesto al inicio de este artículo) es una verdadera obra de arte dentro de los pedales de reverb, y es digital. Simula a la perfección los distintos tipos de reverb vintage y no es ya tan caro como antes.

Hay que señalar que en el caso de las reverberaciones es dificil elegir: O se compra uno un ampli con reverb de muelles integrada, o se compra un rack analógico a válvulas (que cuesta un riñon) con un tanque accutronics igual que el de los amplis, o generalmente se va a un pedal analógico como el de la fotografía que cuesta poco más de 100€ aunque no sé que resultado dará ya que sinceramente nunca lo he probado.

También tenemos a Behringer haciendo de las suyas con un pedal digital estéreo de reverb que muestrea a 24 Bits y que se vende por Internet a un precio de risa: 29,99$ Surprised

Aún así, el más famoso y aceptado en el mercado es el Holy Grail y toda su saga de la marca Electro Harmonix que como ya he dicho es digital, pero con unos conversores excelentes que no colorean la señal.

Tras esta explicación, creo que más o menos, nos podemos hacer una idea de porque en general los guitarristas y bajistas prefieren los pedales analógicos a los digitales, aunque cuando se trata de efectos en Rack como los de TC-Electronics, es evidente que el único camino es el digital. No hay otra opción. Tampoco es esta una regla de oro, ya que las reverbs de Electro-Harmonix, tal como he explicado, aún siendo digitales tienen un magnífico comportamiento. Por consiguiente, no todo lo analógico es mejor, ni tiene porque serlo. Una cosa es la teoría y otra la realidad del mercado.

Así que, como siempre, no existen reglas generales para determinar que es lo mejor. En algunos casos es evidente que unos buenos pedales analógicos nos solventarán muy bien la situación sin colorear nuestro sonido, pero no resultarán nada baratos si son de calidad, así que tal vez para un principiante que desea adentrarse en el fantástico mundo de los efectos, la mejor opción calidad/precio sea una pedalera multi-efectos digital de las cuales existen decenas en el mercado. Si por el contrario se trata de un profesional con cierta capacidad económica y un buen equipo equipado con bucle de efectos, lo más lógico es que acabe usando un G-Force, que por algo es el más reconocido del mercado, y encima ha dado un tremendo bajón de precio. Wink

Aún así, para los que somos amantes de lo analógico y poco amantes de los pedales en cadena que con tanto cable de alimentación y latiguillos convierten el suelo en un amalgama de hilos enredados, existen opciones profesionales de alta gama como el Quattro de Carl Martin que es un pedal 100% analógico, alimentado a 220v (no necesita más que una toma de corriente normal), trabaja internamente a 24v, lo cual le da una tremenda dinámica en su comportamiento y tiene incluso su propio bucle de efectos. Este pedal tal como se ve en la foto, tiene su entrada por la derecha y los efectos van encadenados en el mismo orden en que se ven en la fotografía: Compresor, dos distorsiones (una clásica y otra High-Gain, chorus y Delay. Así que con un cable de la guitarra al pedal, y otro cable del pedal al ampli, asunto resuelto. Laughing

Próximamente entraremos en otros campos y también haré una review de este último pedal que me acaba de llegar hace dos días y aún no he podido probar bien. Wink

Última actualización el Viernes, 12 de Septiembre de 2008 10:16
 

Las 10 últimas Ventas publicadas en Guitarramania.com

Saludos

Hola amigo, si estás leyendo este texto es porque ya estás viendo el nuevo entorno del portal de Guitarramania.com.
Debes saber que tienes disponibles los accesos directos a los foros y al nuevo Portal de Compra-Venta pinchando en los siguientes enlaces:

Aviso Rifas

Hola amigos, seguimos esperando terminar la rifa a de una Suhr Custom a beneficio de Juanma, el niño enfermo. Te ruego colabores en ella, ya que todos los ingresos íntegros irán a parar a ayudare. Te recordamos que el método más sencillo para confirmar consiste en entrar en la página de las rifas y ordenar los números por la opción: Solo mis números con ese sistema tenéis asegurado el ver los que tenéis, y no será necesario navegar por toda la lista de números.
RocketTheme Joomla Templates